Improvisar es un buen modo de vida.

martes, 13 de noviembre de 2012

.


Los lunares son tatuajes naturales de la piel, y fueron inventados para contarlos y admirarlos, y queda totalmente prohibido esconderlos tras tatuajes artificiales.
El sol está para entrar por la ventana y los ojos no saben callar.
Los corazones de hierro son los que más sufren, y los debates entre amigos son un placer.
Los domingos existen para tomar café y leer la Vogue, en pijama.
Las modas están para no seguirlas, como las normas. Ser diferente está de moda, y la soledad siempre se acomoda si la dejas entrar.
Las sonrisas son falsas traicioneras e hipócritas, y la gente egoísta es fea, mucho.
Compartir tus cosas se convierte en algo placentero cuando las valoran, los amigos no duran para siempre. Porque los siempres se quedan cortos en este mundo
Reírse de la gente es primitivo, y las vans fueron creadas para adorarlas.
Los piercings decoran y las lagrimas duelen.
Las uñas están para mal pintarlas y los defectos para amarlos, porque amar tus defectos te hace grande. Los tics son graciosos y las manías agobian.
El campo está hecho para disfrutarlo como la libertad, y las personas suelen hacer daño.
Los prejuicios hacen vomitar y el respeto es algo fundamental.
Los dedos sirven para dar acariciar la piel.







Y el cielo es azul porque así parece más grande.